Ley General en materia de Desaparición de Personas

En México, miles de familias de personas desaparecidas han recorrido por años un arduo camino para saber el paradero y la suerte que han corrido sus seres queridos. Eso ha conllevado un trabajo con las instituciones del Estado encaminado a fortalecer sus capacidades de respuesta a las necesidades humanitarias generadas por la desaparición de personas. Uno de los  frutos de estos esfuerzos es que el país cuente hoy con una Ley en la materia.

Sin duda, la reciente entrada en vigor de la “Ley General en materia de desaparición forzada de personas y desaparición cometida por particulares y del sistema nacional de búsqueda de personas” representa un paso alentador para prevenir y atender las consecuencias de la desaparición así como para responder a las necesidades de las familias, incluyendo su derecho a saber.

La ley en cuestión es un ordenamiento de gran complejidad, debido a sus contenidos sobre diversos temas relacionados con la búsqueda de las personas desaparecidas, incluyendo personas migrantes desaparecidas, la investigación de los delitos de desaparición forzada de personas y desaparición cometida por particulares, y los derechos de las familias. Contempla también la figura de declaración especial de ausencia por desaparición, entre otros temas.

Adicionalmente, la Ley genera un cambio profundo en la estructura y la visión de la búsqueda de personas desaparecidas en el país, gracias a la creación de un Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, compuesto por diversas autoridades federales y estatales, y de una Comisión Nacional de Búsqueda como Secretaría Ejecutiva de este Sistema.

Asimismo, el planteamiento de un Registro Nacional de Personas Desaparecidas que contemple mayor calidad de información que el registre que existía previamente representa un cambio estructural positivo. Lo anterior cobra mayor relevancia considerando que, además, se ha creado un Registro Nacional de Personas Fallecidas sin Identificar, que permitirá contar con toda la información necesaria para lograr la identificación forense de una persona fallecida y lograr así que sus res­tos puedan ser restituidos a su familia.

No obstante, si estás en alguna de estas situaciones, lo más aconsejable es ponerse en contacto con la policía y con un buen abogado para defender la causa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

GUÍA SEO 2017-AGENCIA SEO

Posicionamiento SEO Madrid

Experiencia Truvid