El mimbre vuelve a triunfar

El mimbre ha sido uno de los materiales naturales más importantes en la fabricación de mobiliario y cestas en Europa, Estados Unidos y Asia, pero las nuevas tecnologías de fabricación han provocado que las fibras naturales hayan perdido fuerza frente otros materiales sintéticos, más resistentes e industrializables.

A pesar de que la técnica artesana ha ido cayendo en desuso, algunas empresas se han embarcado recientemente en la aventura de mantener vivo el mimbre. Durante los últimos años han surgido productos realizados manualmente, muy cuidados, en los que el diseño funciona como un revulsivo para darle una nueva vida a este material, que se combina con fibras sintéticas, metales, cuero o madera.

El mimbre pertenece a la familia de las salicáceas, de la que existen cientos de variedades diferentes, algunas se utilizan para la confección de mobiliario y pequeños objetos de decoración.

La artesanía del mimbre es una técnica muy extendida en Estados Unidos y toda Europa, aunque algunos países como Reino Unido, España y Portugal han destacado especialmente por la abundancia de este material. Hoy en día su cultivo en estos continentes prácticamente ha desaparecido de tal manera que es necesario importar la materia prima desde el sudeste asiático. 

El abandono de estas plantaciones y la disminución de la demanda provocó que parte de los artesanos dedicados al mimbre abandonaran su profesión. Este abandono fue progresivo y comenzó en la época del colonialismo con las primeras importaciones de ratán provenientes del sudeste asiático.

El ratán es un material estéticamente parecido y con una técnica de manipulado similar, que destaca por su dureza y resistencia. Aunque con la introducción de plásticos y polímeros y la mejora de las técnicas productivas, ésta y otras fibras naturales han ido perdiendo popularidad.

La creciente tendencia por volver a lo básico y lo natural se ha traducido en un renacido interés por el mimbre.

Hoy en día, son pocas las empresas que realicen productos de mimbre artesanales, no obstante, aquellas que los realizan siguen teniendo en cuenta la tradición, a la vez que hay productos, por ejemplo de moda, en los que sí que innovan poco a poco. 

Más allá de esto, cabe destacar que ciertas empresas que trabajan con mimbre artesanal, colaboran con centros de gente discapacitada, dándole así un apoyo y un trabajo en la vida real.


Comentarios

Entradas populares de este blog

GUÍA SEO 2017-AGENCIA SEO

Posicionamiento SEO Madrid

Mudanzas económicas